Mi primera comunión: Las nuevas bodas del siglo XXI


  • 19/05/2016

En Hangar 43: Granada vídeo estamos en pleno proceso de comuniones, las nuevas bodas del siglo XXI las llaman, pero, ¿hasta que punto ha cambiado esta tradición? 

De un desayuno simple a los almuerzos en restaurante y hoteles de todas las ciudades. De la familia más cercana a los compromisos de los padres. Del juego a las canicas, o a fútbol, a lo último en videojuegos y electrónica. De una celebración sencilla en casa, a hoteles y servicio de catering en la que hay castillos hinchables, animadores, payasos, barra libre entre muchos otros servicios. 

La primera comunión se ha convertido en un festejo grande, casi al mismo nivel de una boda

Las primeras comuniones se han convertido en los últimos años en un evento social, más que en el contexto de realizar la primera comunión en la iglesia. Los gastos han aumentado a un nivel altisimo, dejándose llevar los padres por una tendencia en la que ellos, a su vez, disfrutan junto a sus amigos. Lo que antes era un día donde radicaba el realizar la misa y tomar el padre nuestro, hoy se ha convertido en un festejo a lo grande, al mismo nivel de una boda. De hecho hay empresas que organizan todo lo relacionado con la celebración de la primera comunión: banquete, actividades, juegos, traslados... como si fuera una boda

Actualmente para los fotografos del sector y nosotros, los videografoslas comuniones gozan de gran prestigio. Hemos pasado de ir simplemente a la iglesia a realizar el trabajo, a sesiones de estudio, servicios de jardines y vídeos en la playa y en diversos lugares

La escena de hoy es bien distinta. Los restaurantes más selectos y casonas en la periferia de las ciudades, se ven con un lleno absoluto, quitando todo prestigio a las bodas en este mes de mayo. El desayuno de otros años se han perdido. Ahora cada comunión se celebra a mediodía o en la cena tras la toma de la comunión en la parroquia. El equipo de Hangar 43 lo sabemos bien, y en Granada tenemos cita obligatoria cada sabado y domingo para dejar el recuerdo esa primera comunión.