Boda junto a la Alhambra de Enrique y Anabel


  • 14/09/2016

"Si pudiera contarlo con palabras, no me sería necesario cargar con una cámara". Así lo decía Lewis Hine, fotógrafo estadounidense a comienzos del siglo XX. Gracias a nuestras cámaras podemos documentar una boda tal cual fue, rememorar este gran día una y otra vez, un recuerdo que perdurará en el tiempo.

Empezar a fotografiar y documentar una boda es como escribir un nuevo cuento, una nueva historia... en ella aparecen nuevos personajes, cada uno con su propia vida, con sus familiares, con sus amigos...

Hoy en Hangar 43: Vídeo Granada queremos hacer mención del enlace de Enrique y Anabel. Una boda intima, muy romántica, celebrada en el Carmen de los Chapiteles a los pies de la Alhambra

Todo estaba bien organizado, ambos, Enrique y Anabel decidieron vestirse en el Hotel Shine Albaycín muy cerca de la Iglesia Santa Ana donde confirmarían su matrimonio, y cerca del restaurante, todo a un paso a pie.

Para nosotros y para Stelart Studio, nuestros compañeros y amigos de fotografía en Granada, nos esperaba una boda tranquila, sin estres, en la que todo fluiría despacio, en un hotel sencillamente maravilloso.

Comenzamos nuestro trabajo documentando cada detalle del hotel así como a los familiares que ya se encontraban en el patio central de las estancias. He de decir que me encanta el tono de aquel hotel, la mezcla entre lo clásico y lo moderno hacen que la fotografía de boda y el vídeo sea más hermoso. Luces naturales que se adentran por las habitaciones, ofreciendo una imágen cálida y acojedora.

Que decir de Enrique, un hombre apuesto y elegante, nacido en Barcelona. Con una sonrisa en la cara, nos contó su historia de amor y de como llegó a enamorarse de una granadina. Tras años de noviazgo, el 24 de Junio de 2016 con orgullo y alegría decidiría dar el Sí quiero, en nuestra ciudad natal. 

Tras casi 2 horas de sesión con Enrique, tomamos camino hacia el piso superior para la suite donde tenía estancia Anabel. Una habitación grande llena de luz, con una de las mejores vistas que se puede tener en Granada, La Alhambra como telón de fondo y en su parte inferior el Albaycín

Mis compañeros de fotografía Estela y Raul se dedicaban a dejar constancia de los detalles, el ramo, el traje, los anillos, las arras... mientras nosotros realizabamos unas pequeñas entrevistas con Anabel para conocerles mejor y realizar un trabajo que llegue al corazón.

Fue una experiencia muy positiva en la que pudimos filmar y obtener majestuosas imágenes, gracias a la elección tan acertada de Anabel con dicho hotel. Techos altos y un ventanal espectacular, nos ayudaba a crear un trabajo realmente hermoso, todo encajaba, Anabel estaba guapísima, solo acompañada de su madre siempre amables, algo que agradecemos por el silencio y la tranquilidad con la que trabajamos. 

Salimos del hotel sin prisas, documentando la salida de la novia en su coche de época, muchos curiosos y turistas se agolpaban en la puerta como si de una reina se tratase, tomaban multitud de fotografías para inmortalizar ese momento. nosotros desde la lejania observabamos y documentamos toda esa excena única en la que ahora Enrique y Anabel podrán ver y recordar.

La iglesia de Santa Ana es una de las parroquias más usadas en la capital granadina. La ceremonia transcurró despacio, algo sencilla pero emotiva. Sin duda Enrique y Anabel lo tenian todo pensado cuidadosamente, son de esas personas que gusta conocer porque te transmiten alegría y tranquilidad. 

El tiempo pasaba rápido, tras la ceremonia nos dirigíamos hacia el Carmen de los Chapiteles donde se realizaría la cena. He de decir que Enrique y Anabel tienen buen gusto, eligiendo un restaurante tan hermoso como este, a los pies de la Alhambra. lugar tranquilo y en el que la atención es siempre impecable.

Todo son emociones, miradas, sentimientos... pasa todo tan deprisa... y esa es nuestra misión, dejar constancia de cada momento, cada instante, risas, lágrimas...momentos emotivos y no dejar que se pierdan, instantes que perduraran en el tiempo.

Nuestro estilo de filmar y documentar una boda es diferente, refleja vuestra esencia...hemos desarrollado una sólida evolución técnica y artística en la que apostamos por la creatividad y por el afán de superación para crear excelentes fotografías originales que formen parte de vuestra historia de amor.

El tiempo fue agradable, un día algo caluroso pero que se mantuvo con buenas temperaturas al atardecer. La copa de bienvenida y la cena se celebraría al aire libre, algo que particularmente a los fotógrafos y vídeografos de boda nos gusta por las luces naturales y esa puesta de sol que cae a las espaldas del Albaicín

La cena fue tranquila, con algunas sorpresas por parte de los novios hacia los padres y algunos familiares más cercanos, fueron momentos emotivos que sin lugar a dudas fuímos testigos con nuestras cámaras de aquel hermoso día.

No faltó ni un detalle os lo aseguro, pero si alguien nos cautivó el corazón, fueron ellos, con su amabilidad y forma de ser. Estamos seguros de que consiguieron hacer realidad la boda que tanto deseaban

Muchas gracias Enrique y Anabel, por confiar en nosotros y por formar parte de vuestro gran día, os deseamos lo mejor en este camino que comenzáis juntos.