Boda de Jose y Belen con Hangar43: Video Granada


  • 29/06/2016

A pocos días de publicar el film de Jose y Belen, una boda realizada en Granada, inspiradora, romántica y con carácter propio.

Cuando nos contactaron para inmortalizar su gran día, nos sentimos muy honrados por la confianza y la oportunidad de conocer a esta pareja madrileña de raíces granadinas e intentar dejar constancia a través de nuestras cámaras. Muchos nervios y mucha ilusión de poder compartir esos momentos con estos entrañables novios.

Todo comienza en Madrid, cuando a Belen la destinan a la capital de España por motivos de trabajo. Tras unos meses conoce a un compañero aquel quien 4 años despues se pondría este anillo. 

En esta sección relatamos solo una pequeña parte de su boda porque la misma tuvo lugar en tres distintos momentos, los preparativos del día anterior a la boda en casa de los padres, la iglesia en la Parroquia de Santo Domingo y su celebración en la Mamunia de Granada.

Jose y Belen no podrian a ver elegido mejor donde casarse, a nosotros, el equipo de Hangar 43: Granada vídeo siempre nos ha gustado esta antigua parroquia. La Iglesia de Santo Domingo de Granada presenta varios estilos: barroco, gótico tardío y renacentista. 


Forma parte del Monasterio de Santa Cruz la Real y comenzó a construirse en 1512, conforme al gusto ojival, al que corresponden sus arcos y bodegas,si bien, el resto de su fábrica y su decoración son románicas.

Tras una liturgia acertada y de llevarse la bendición del parroco de esta hermosa iglesia Jose y Belen salieron como marido y mujer para emprender su camino juntos en el que como ellos nos contaban, este sería uno de los momentos más bonitos y de los mejores de sus vidas.

A la salida les esperaban para el abitual pasillo de novios que les ofrecian sus compañeros y amigos quienes se alinearon para honrar a los novios con el tradicional pasillo de sables. Las espadas se unen en las puntas, cruzandose para formar un tunel que una vez finalizada la ceremonia, solo los recien casados pasaron bajo el arco para concluir con un beso a su final. Sin duda fue un momento emotivo en el que no dejamos escapar, bajo un manto de flases y fotografías ellos se besaban siendo testigos de este enorme amor.

Antes de que la tarde callese, nuestro compañero fotógrafo Angel Blanco y nosotros junto con Jose y Belen tomamos rumbo a Alhendin, a pocos kilometros de este pueblo se encontraba un paraje de color dorado que nos encanta, grandes praderas de maizales serían nuestro escenario para filmar y fotografiar a esta encantadora pareja.

Jose y Belen llegaban en un precioso Peugeot negro de los años 40, antes de su bajada ya documentabamos su llegada hasta aquel hermoso paraje. La tarde caia y con ella una luz anaranjada nos traia mejores imágenes que filmar en esta bella ciudad de Granada.

Con esta estampa que nos ofrecia el día, nos convenciamos de estar creando un vídeo de boda único, porque estos momentos son mágicos, en el que se une una pareja con amor verdadero, un tiempo excelente y una puesta de sol perfecta. Todo encajaba para ofrecer un trabajo limpio y elegante.

Así, dejandose caer la noche, llegabamos hasta el restaurante la Mamunia donde celebrarían un evento más íntimo, comenzando la copa de bienvenida en aquel bello jardin arbolado y verde.

El restaurante de la Mamunia de Granada es un lugar donde hemos tenido la oportunidad de asistir innumerables veces, y siempre ves algo nuevo, otras formas de documentar una boda, buena luz y buen ambiente, nos ayudaba a crear un vídeo de boda realmente hermoso. Nos alejabamos de los novios y de los invitados, para mostrar una perspectiva diferente, en el que se viese todo. Observar, fotografiar, inmortalizar aquel momento de la mejor manera. Tras una hora de copa, a unos metros de aquel lugar, tomaban asiento en el interior de una carpa de estilo árabe, donde se celebraria la cena y su culminación de esta bella boda.

En unos días podran ver esta historia en un vídeo resumen de boda que compartiremos con todos vosotros, lo que fue esta celebración de Jose y Belen. 

Como no, gracias por formar parte de vuestro enlace. Para nosotros este es otro ejemplo del clásico flechazo, que existe y que dos personas tengan algo tan especial y se aprecie un amor verdadero.