Emotiva boda junto a la Alhambra de Granada


  • 24/04/2017

Una historia de amor que comienza en un pub de Granada. Una mirada, un deseo, una buena intención que se afianza con el ¡Si, Quiero! de una pareja joven y llena de amor.

Ruben es una persona joven, atractiva y con carisma, Estefania, alegre, elegante y atractiva. Al verlos juntos ya se aprecia el amor que se tienen. Hoy ya una familia, ya que su hija Cloe, es el retoño de ambas personas.

Nuestro trabajo comienza en Zagra, junto a 2 compañeros de fotografía, Raul y Estela. Eran las 1 de la tarde cuando debiamos estar en casa de Ruben para los preparativos y realizar ahí su vídeo documental de boda. 

Sin duda nada más entrar pudimos apreciar que son una familia encantadora. Buscamos un lugar cómodo para entrevistar a algunos familiares y a Raul para que nos cuenten acerca de su relación. 

La tarde transcurria rápida, tanto Ruben como su familia se prestaban a nuestras cámaras haciendo nuestro trabajo fácil y natural. En Hangar43: Vídeo Granada nos gusta reflejar y documentar todo cuanto acontece, sin añadidos, desde una perspectiva diferente, y en esta ocasión volvimos a salir de casa de Ruben encantados, con un trabajo limpio y elegante.

2 horas más tarde, tomamos camino a casa de Estefania a las afueras del pueblo, donde hoy vive esta entrañable pareja. Alli nos encontramos con sus padres, hermanos y algunos amigos cercanos. Tomamos detalles de todo cuanto veiamos, así como nuestros compañeros de Stelar fotógrafía que capturaban cada momento, mientras maquillaban a Estefanía.

La casa es preciosa, llena de vida, lugar perfecto para documentar una boda realmente bonita. Todo iba sobre ruedas, filmando cada momento, a sus familiares, a su hija, y como no, la oportunidad de poder preguntarles sobre esta relación y que nos contasen desde su punto de vista una opinión personal. Este fue un momento emotivo y que nos enriquece mucho, ya que Estefania estaba muy sensible y se emocionaba al hablarnos de Ruben y de su hija. Algo que en su vídeo se emocionaran nada más verlo.

Una vez Estefania se puso su vestido, todos nos quedamos sorprendidos al ver lo elegante y a su vez lo sencilla que iba. Nuestras cámaras no dejaban de disparar y de capturar las emociones de su hermana y familia al verla tan guapa. Aún teniamos hora y media para filmar a Estefania junto a su familia quienes le ayudaban con algunos detalles. Las poses, la luz, la casa en sí, todo era como si de un escenario se tratara. 

La hora de la ceremonia se acercaba, salimos con tiempo a la iglesia del pueblo para preparar y filmar a los amigos a la espera de la llegada de los novios.

Muchos fueron los invitados que asistieron, tanto amistades como una gran familia por ambas partes, para una ceremonia muy completa, ya que bautizaron a Cloe, además de unas emotivas palabras por parte de la madre de Ruben y un amigo de su cofradía.

La boda estaba llena de detalles y sorpresas, estaba todo bien pensado. Ante la calor que hacia en el exterior, unas limonadas entretenian a los invitados mientras Ruben y Estefanía se hacian algunas fotos en el altar. 

La tarde pasaba, tras la ceremonia llegaba la hora de asistir a la cena. en pleno Sacromonte, frente a la Alhambra de Granada. Un viaje largo pero que sin duda merecía la pena celebrar esta boda a lo grande

La copa de Bienvenida y cena se celebraría en Camborio en pleno Camino del Sacromonte en Granada. Consta de cuatro ambientes marcados de forma natural por las bóvedas de las cuevas donde se realizaría la copa de bienvenida. Cuatro barras, una por cueva, despliegan imaginación en combinaciones y nombres. "La de Lorca", la más concurrida, derrocha gusto andaluz a base de cerámicas nazaries, nichos y faroles. "La del Fondo" esconde a los que buscan un rincón íntimo y silencioso. La planta de arriba tiene una bóveda acristalada que permite vistas a la Alhambra.

Fue poco más de una hora lo que duró la Copa de bienvenida, ambientada por un cantaor flamenco junto a su compañero quien amenizaba aquel atardecer con su guitarra española. Mientras, en la puerta, Ruben y Estefania se hacian algunas fotografías con cada invitado que llegaba. Uvas, frutos secos y algunos pastelitos salados, amenizaban la tarde para los invitados que no dejaban de impresionarse con el buen hacer de Ruben y Estefania. 

La noche fue tranquila, al aire libre, con unas vistas de lujo. Sin duda fue una boda preciosa, en la que tanto Ruben como Estefanía no dejaban de mirarse, algún que otro beso, se percibía el amor que se tienen, ese cariño que es casi mágico hoy en día. 

También hubo muchas sorpresas por parte de ellos y por parte de sus amigos quienes les dedicaron unas palabras y algún que otro regalo durante la cena.

Sin duda, podemos decir que fue una boda muy emotiva, llena de risas, alegría, y el sentir de 2 jovenes que nos hace reflexionar y observar que aún existen parejas llenas de amor y comprensión. 

Desde Hangar43: Vídeo Granada, esperamos haber cumplido las expectativas y poder emocionar como nos ocurrió a nosotros, creando una película de boda única para Ruben y estefania.

Gracias por confiar en nosotros.