Acertada boda al aire libre en el hotel rural Fuente del Sol de Málaga


  • 03/06/2016

Malaga es una ciudad que lo tiene todo para triunfar el día de tu boda: historia, encanto, luz y diversidad. La calidez del Mediterráneo y parajes verdes, crean un ambiente especial, ideal para celebrar una soñada boda.

El hotel rural en Andalucía Fuente del Sol, es sin duda una opción con encanto, situado en un bonito paraje, junto a la pedanía de La Joya, dependiente de Antequera, a un paso del Torcal, Parque Natural de Andalucía con impresionantes formaciones rocosas y del Caminito del Rey, lo que lo convierten en un exclusivo lugar para disfrutar de unas formidables vistas sobre el valle Guadalhorce y hermosa tierra de Málaga con el mar Mediterraneo como telón de fondo. En este paraje, la luz y campos verdes, toman su mayor protagonismo envolviéndole en una atmósfera de amplitud y frescor, extraordinario enclave para la celebración de bodas en Málaga. Así lo decidieron Ian y Alejandra que llegaron desde Escocia para celebrar su enlace en este bello lugar.

Los recuerdos son experiencias del pasado que en ocasiones no deseamos perder, y es algo que Ian y Alejandra respetan con fervor. Un lugar extraordinario, un abmiente sin distracciones y un día hermoso, todo esto tenía que ser grabando y fotografiando, los momentos más importantes de su boda, mezclándose entre invitados para captar cualquier detalle. Este hermoso lugar nos invitaba a crear un documental que captase todo cuanto allí acontecía, una boda diferente, con armonia, serenidad, dedicación y atención, fueron los puntos clave para crear una melodia de imágenes que en su día llegaran al corazón.

La mejor manera para recordar algo o alguien bien y con claridad es tenerlo en mente y claro, recordarlo con periodicidad

El recordar es un proceso de reconstrucción en nuestro cerebro con cierta distorsión porque nuestra mente no inmortaliza y reproduce los hechos exactamente como sucedieron en el pasado. Sin embargo, esto no quiere decir que los recuerdos sean meras construcciones en las que no se pueda confiar, pero nuestros recuerdos no son completamente exactos a lo sucedido; un recuerdo puede ser una mezcla de hechos reales e imaginados. Entonces, los recuerdos cambian, se difuminan, se borran e incluso se confunden con el tiempo.

La mejor manera para recordar algo o alguien bien y con claridad es tenerlo en mente y claro, recordarlo con periodicidad y si te ayudas con documentos como fotografías o de un vídeo que filme con fidelidad lo que aquel día ocurrió mejor. Cuanto más tiempo pase antes de volverlo a recordar mas ayuda se necesita de agentes externos (fotografías, vídeos, recuerdos de otros, el famoso baúl de los recuerdos, etc..) para acercar tu recuerdo a la realidad ya pasada. Así que es muy importante guardar bien todo aquello que nos interesa para mantener nuestros recuerdos vivos. Ian y Alejandra lo tenian claro, y ese día en aquel hotel rural de Málaga querian dejar constancia de sus actos, de lo que con tanto cariño y tiempo dedicaron para tener una boda soñada aquel 21 de mayo de 2016.

No podrían a ver elegido un lugar mejor que Fuente del Sol, luces cálidas y naturales, con amplios jardines, huertas, emblemáticos arboles, un lago amplio y verdoso con multitud de rincones con encanto. Sin duda un día muy especial que para nosotros, el equipo de Hangar 43: Granada vídeo y nuestro compañero fotógrafo James Richarson lo que veiamos, era como música para el oido de de un autor o la pintura de un artísta. Se nos abría ante nuestras cámaras multitud de momentos, en un lugar único lleno de originalidad y singularidad que no parábamos de filmar, creando así un vídeo documental de boda único.

Sin duda una boda de primavera en la que alzaron su voz para decir ¡Sí quiero!, con alegría y lagrimas en sus ojos. Es sencillamente hermoso poder ser testigo de una boda, contagiarse con sus emociones, su alegría como lo hicieron ellos, y saber que nosotros, como fotógrafos de imagenes en movimiento, llevamos ese recuerdo para inmortalizarlo, tal como ocurrió, volver a oir esas risas, las opiniones, la música, la naturaleza y todo sin perder detalle de lo que pasaba, es sin duda una experiencia inolvidable.